Receta del Zarangollo murciano: cómo preparar este plato tradicional.

El zarangollo murciano es una receta tradicional de la gastronomía de la Región de Murcia.

Índice
  1. El zarangollo murciano es una receta tradicional de la gastronomía de la Región de Murcia.
  2. ¿Qué es el zarangollo murciano?
    1. Orígenes históricos y culturales del plato
    2. Ingredientes esenciales del zarangollo murciano
    3. Variantes regionales del zarangollo murciano
  3. Cómo preparar la receta tradicional
    1. Preparación de los ingredientes
    2. Paso a paso para cocinar el zarangollo murciano
  4. Consejos útiles para cocinar el zarangollo perfecto
    1. Métodos de cocción recomendados
    2. Tiempo de cocción preciso
    3. Proporciones ideales de los ingredientes
  5. Acompañamientos y variaciones del zarangollo murciano
    1. Ensalada murciana
    2. Tostas de sobrasada y queso a la plancha
    3. Otras recetas complementarias
  6. Consejos para servir y degustar el zarangollo murciano
    1. Presentación del plato
    2. Momentos adecuados para servirlo
    3. Maridajes con bebidas y otros alimentos
  7. Preguntas frecuentes sobre el zarangollo murciano
    1. ¿Es recomendable utilizar freidora de aire?
    2. ¿Se puede usar calabacines grandes en lugar de pequeños?
    3. ¿Cómo cortar la cebolla de manera adecuada?
    4. ¿El zarangollo murciano es un plato para comer en la cena o almuerzo?
    5. ¿Qué otros platos de la gastronomía murciana se pueden preparar en casa?
  8. Consejos adicionales para hacer recetas murcianas
    1. Técnicas culinarias necesarias
    2. Ingredientes imprescindibles que no pueden faltar en la despensa
  9. Publicaciones relacionadas con la receta del zarangollo murciano
    1. Recetas de cocina murciana
    2. Reflexiones personales sobre el zarangollo murciano
    3. Posibles aplicaciones en la cocina y recomendaciones finales

Este plato humilde y popular se consume especialmente en fiestas y celebraciones. El zarangollo murciano se elabora a partir de ingredientes sencillos, como calabacín y cebolla, que se cocinan a fuego lento con aceite de oliva virgen extra y sal. La receta se ha transmitido de generación en generación, y existen diversas variantes regionales. En este artículo se explicará detalladamente cómo preparar el auténtico zarangollo murciano, así como algunos consejos útiles para conseguir el mejor resultado. Además, se propondrán algunas variantes y acompañamientos para quienes quieran darle un toque personal o sorprender a sus comensales. ¡Descubre el sabor de la gastronomía murciana con esta receta tradicional!

¿Qué es el zarangollo murciano?

 

El Zarangollo murciano es un plato típico de la región de Murcia, al este de España. Está compuesto principalmente por calabacín, cebolla y huevo y se suele servir como plato principal o como acompañamiento. En los meses más calurosos del año, es una opción fresca y saludable que se puede disfrutar tanto en casa como fuera de ella, ya que es fácil de encontrar en muchos restaurantes.

 

Orígenes históricos y culturales del plato

 

El origen del zarangollo murciano se remonta a la época árabe, cuando los musulmanes ocuparon la península ibérica. Se dice que su nombre proviene del término "zarangollo" que significa algo confuso o revuelto debido a la mezcla de ingredientes que componen el plato. En la época medieval se popularizó entre la gente humilde de la ciudad de Murcia, ya que los ingredientes que lo componen son muy económicos.

 

Ingredientes esenciales del zarangollo murciano

 

Los ingredientes básicos para preparar el zarangollo murciano son el calabacín, la cebolla, el aceite de oliva y los huevos. Aunque en algunos lugares, se añaden patatas, pimientos o tomates a la mezcla. Es importante tener en cuenta que el aceite es esencial en la receta ya que ayuda a que el plato quede jugoso. Además, hay que tener especial cuidado en la elección del calabacín y la cebolla, que deben estar en su punto óptimo de madurez para disfrutar al máximo del sabor del plato.

 

Variantes regionales del zarangollo murciano

 

A pesar de que la receta original es la más conocida, existen variantes regionales del zarangollo murciano en algunas localidades de Murcia. Algunas de ellas pueden contener ingredientes como pimiento rojo o amarillo o incluso jamón serrano. La variante más famosa es la zarangollo marinera, que se prepara en la costa y se añade atún y gambas. En cualquier caso, la receta del zarangollo murciano es muy versátil y se presta a muchas combinaciones.

 

Cómo preparar la receta tradicional

 

Preparación de los ingredientes

 

    • calabacines medianos

 

    • cebolla grande

 

    • huevos

 

    • 100 ml de aceite de oliva

 

    • Sal al gusto

 

El zarangollo murciano es un plato sencillo que se prepara con pocos ingredientes, pero es importante asegurarse de que todos los ingredientes están correctamente preparados antes de su cocinado.

 

En primer lugar, limpiamos bien los calabacines y los cortamos en rodajas finas. También pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. En un bol, batimos los 3 huevos y reservamos.

 

Paso a paso para cocinar el zarangollo murciano

 

  1. En una sartén grande, calentamos el aceite de oliva a fuego medio.

 

2. Añadimos la cebolla a la sartén y la pochamos ligeramente durante unos 5 minutos, removiendo con

frecuencia.

 

3. Incorporamos las rodajas de calabacín y seguimos removiendo durante unos 20 minutos, o hasta que las

verduras estén blandas.

 

4. Después, añadimos los huevos batidos a la mezcla y dejamos que se cocinen junto con las verduras durante

unos 3-5 minutos, removiendo constantemente.

 

5. Finalmente, añadimos sal al gusto y mezclamos bien. Dejamos que se cocine todo junto durante unos

minutos, retiramos del fuego y servimos caliente.

 

Este plato es ideal para servir en un almuerzo o en una cena y puede acompañarse de una ensalada fresca y de tostas de sobrasada y queso a la plancha, como se hace en Murcia.

 

Consejos útiles para cocinar el zarangollo perfecto

 

Métodos de cocción recomendados

En general, el zarangollo murciano se cocina a fuego medio-bajo en una sartén con aceite de oliva. Otra opción es cocinarlo en el horno, aunque en este caso es más difícil controlar el punto de cocción. También es posible cocinarlo al vapor, aunque esta técnica es menos común. En cualquier caso, es importante no cocinar demasiado el zarangollo para evitar que se pierdan las texturas y sabores característicos.

Tiempo de cocción preciso

El tiempo de cocción del zarangollo murciano varía en función de los ingredientes utilizados y del método de cocción elegido. En general, se recomienda cocinar la cebolla y el pimiento durante unos 10-15 minutos a fuego medio-bajo. A continuación, se añade el calabacín y se cocina todo junto durante otros 15-20 minutos, hasta que los ingredientes estén tiernos pero no blandos. Es importante remover de vez en cuando para que los ingredientes se cocinen de forma homogénea.

Proporciones ideales de los ingredientes

La proporción de los ingredientes puede variar en función de los gustos personales, pero en general se recomienda utilizar cantidades similares de cebolla, pimiento y calabacín. Para una receta básica de zarangollo murciano para 4 personas, se pueden utilizar:

- 2 cebollas medianas
- 2 pimientos verdes o rojos
- 2 calabacines pequeños

Es importante cortar los ingredientes en trozos similares para que se cocinen de forma homogénea. También se pueden añadir otros ingredientes como tomate, ajo o huevo, aunque esto variará en función de la receta utilizada.

Acompañamientos y variaciones del zarangollo murciano

 

Ensalada murciana

La ensalada murciana es una de las mejores opciones como acompañamiento para el zarangollo. Esta ensalada es muy popular en la región y se prepara con tomates maduros, cebolla, atún, aceitunas y sal. Los ingredientes se cortan en pequeños cubos y se mezclan en un bol. Después, se añade aceite de oliva y vinagre al gusto y se remueve bien. La ensalada se sirve fría y es perfecta para refrescar el paladar en los días calurosos de verano.

Tostas de sobrasada y queso a la plancha

Una opción diferente pero deliciosa para acompañar el zarangollo es la tosta de sobrasada y queso a la plancha. Esta tosta se prepara cortando pan en rebanadas y tostándolo ligeramente en la plancha. A continuación, se untan las rebanadas con sobrasada y se colocan unas lonchas de queso encima. Se vuelve a poner en la plancha hasta que el queso se derrita. Si se desea, se puede espolvorear un poco de pimienta negra. Es el complemento perfecto para los amantes de los sabores intensos.

Otras recetas complementarias

Además de la ensalada murciana y las tostas de sobrasada y queso, existen muchas otras opciones para acompañar el zarangollo. Algunas de ellas son:

    • Pan con ajo y tomate: Se corta pan en rodajas y se tuesta en la plancha. Después, se frota con dientes de ajo y se añade tomate rallado, sal y aceite de oliva.

 

    • Empanadillas de zarangollo: Se prepara la masa para empanadillas y se rellena con zarangollo murciano. Se fríen en aceite caliente hasta que estén doradas.

 

    • Croquetas de zarangollo: Se mezcla zarangollo con bechamel y se forma la masa para croquetas. Después, se rebozan en huevo y pan rallado y se fríen en aceite caliente.

 

    • Patatas bravas con zarangollo: se cocinan patatas cortadas en cubos y se sirven junto a zarangollo como dip.

Todas estas opciones son perfectas para variar el sabor y disfrutar de la gastronomía murciana de una forma diferente.

Consejos para servir y degustar el zarangollo murciano

 

Presentación del plato

El zarangollo murciano es un plato que se presenta en un plato llano, lo que permite apreciar todos los colores y texturas que lo componen. Además, se puede decorar con una hoja de perejil o cilantro fresco para darle un toque de color extra.

Momentos adecuados para servirlo

El zarangollo murciano es un plato que se puede servir tanto como entrada como acompañamiento en un plato principal. Es perfecto para las comidas de verano ya que es un plato fresco y ligero.

Maridajes con bebidas y otros alimentos

Para acompañar el zarangollo murciano, se pueden utilizar bebidas como vino blanco, cerveza o incluso una limonada fría. En cuanto a otros alimentos que pueden acompañar al zarangollo, se pueden servir tostas de pan con jamón o queso, o una ensalada fresca.

    • Para beber:

 

 

      • Cerveza

 

      • Limonada fría

 

    • Para acompañar:

 

      • Tostas de pan con jamón o queso

 

      • Ensalada fresca

 

Preguntas frecuentes sobre el zarangollo murciano

 

¿Es recomendable utilizar freidora de aire?

 

No es recomendable utilizar freidora de aire para cocinar el zarangollo murciano, ya que se trata de una receta que se cocina lentamente a fuego bajo. El uso de una freidora de aire aceleraría el proceso y podría afectar negativamente al sabor y textura del plato.

 

¿Se puede usar calabacines grandes en lugar de pequeños?

 

Sí, se pueden usar calabacines grandes en lugar de pequeños, aunque se recomienda pelarlos antes de cortarlos en rodajas finas para evitar que la piel dura altere la textura del plato. Es importante tener en cuenta que el sabor del zarangollo puede variar ligeramente en función del tamaño del calabacín utilizado.

 

¿Cómo cortar la cebolla de manera adecuada?

 

Para cortar la cebolla de manera adecuada, se recomienda pelarla y cortarla en juliana fina. Una técnica útil es cortar primero la cebolla en rodajas finas y, a continuación, cortarlas en tiras. Es importante evitar cortar la cebolla demasiado gruesa o demasiado fina, ya que puede afectar a la textura y sabor del zarangollo.

 

¿El zarangollo murciano es un plato para comer en la cena o almuerzo?

 

El zarangollo murciano es un plato que puede consumirse tanto en la cena como en el almuerzo. Tradicionalmente se consume como plato principal en la cena, pero también se sirve como entrante o acompañamiento en el almuerzo.

 

¿Qué otros platos de la gastronomía murciana se pueden preparar en casa?

 

    • Gazpacho murciano: sopa fría elaborada con tomate, pimiento, pepino, pan, aceite, vinagre y ajo.

 

    • Caldero: plato marinero elaborado con arroz, pescado, caldo de pescado, pimentón y ajo.

 

    • Michirones: guiso elaborado con habas secas, huesos de jamón, ajo y pimentón.

 

    • Mojete murciano: ensalada elaborada con tomate, cebolla, atún, huevo cocido y aceitunas.

 

    • Pulpo al horno: plato de pulpo al horno con patatas, pimiento y cebolla.

 

Estos son solo algunos ejemplos de platos típicos de la gastronomía murciana que pueden prepararse en casa. La elección del plato dependerá de los gustos personales de cada uno.

 

Consejos adicionales para hacer recetas murcianas

 

Técnicas culinarias necesarias

 

    • Stock: las recetas murcianas suelen utilizar mucho caldo, por lo que es importante aprender a hacer un buen caldo de pollo o pescado.

 

    • Sofrito: el sofrito es una técnica culinaria muy utilizada en la cocina murciana. Aprender a hacer un buen sofrito es fundamental para preparar cualquier plato murciano.

 

    • Cocción al punto: cada ingrediente requiere un tiempo de cocción diferente y es fundamental conocerlos para que el plato quede perfecto. No todos los platos se cocinan de la misma manera.

 

    • Corte en juliana: esta técnica de corte es muy utilizada en la gastronomía murciana, sobre todo en platos como el zarangollo, la ensalada murciana o el pisto murciano. Es importante aprender cómo cortar las verduras en juliana correctamente.

 

    • Tostado: el tostado de pan y otros ingredientes es una técnica culinaria fundamental en la cocina murciana. Es importante no quemar los ingredientes para que el plato quede perfecto.

 

Ingredientes imprescindibles que no pueden faltar en la despensa

 

    • Pimentón: el pimentón de la Vera es el rey indiscutible en la cocina murciana y se utiliza en todos los platos para dar sabor y color.

 

    • Aceite de oliva: el aceite de oliva es el aceite por excelencia en la cocina murciana. Se utiliza para todo, desde el sofrito hasta el tostado.

 

    • Tomate frito: el tomate frito es un ingrediente fundamental en la mayoría de las recetas murcianas. Se utiliza tanto para el sofrito como para algunas salsas.

 

    • Caldo de pollo o pescado: como ya hemos mencionado, el caldo es un ingrediente básico en la cocina murciana. Es importante tener siempre algún tipo de caldo en la despensa.

 

    • Ajo: el ajo es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina murciana, tanto para el sofrito como para dar sabor a algunos platos.

 

    • Cebolla: la cebolla es otro de los ingredientes que no pueden faltar en la despensa de cualquier cocinero murciano. Se utiliza en prácticamente todos los platos.

 

    • Limón: el limón es un ingrediente muy utilizado en la cocina murciana para dar frescura y sabor a algunos platos. Es especialmente importante en platos como la ensalada murciana.

 

    • Sobrasada: la sobrasada es un embutido típico de la cocina murciana que se utiliza principalmente en tostas y aperitivos.

 

    • Queso de cabra: el queso de cabra es otro de los ingredientes fundamentales en la cocina murciana. Se utiliza tanto en platos principales como en aperitivos.

 

  • Pimiento rojo: el pimiento rojo se utiliza en muchos platos murcianos para dar sabor y color. Es especialmente importante en platos como el pisto murciano.

 

Publicaciones relacionadas con la receta del zarangollo murciano

 

Recetas de cocina murciana

Si te ha gustado la receta del zarangollo murciano y quieres seguir explorando la gastronomía murciana, existen un sinfín de opciones para continuar el viaje culinario. Aquí te dejamos algunas recetas tradicionales típicas de la Región de Murcia para que puedas probar en casa:

    • Caldero murciano

 

    • Arroz con conejo y caracoles

 

    • Michirones

 

    • Pipirrana murciana

 

 

Reflexiones personales sobre el zarangollo murciano

El zarangollo murciano es un plato sencillo pero muy arraigado a la cultura murciana. Muchas personas guardan recuerdos de su infancia asociados a este plato y es que su sabor y aroma son inconfundibles. Además, su fácil elaboración y la accesibilidad de sus ingredientes convierten al zarangollo en una receta muy popular en la Región de Murcia. Sin duda, este plato garantiza una experiencia gastronómica única y auténtica.

Posibles aplicaciones en la cocina y recomendaciones finales

El zarangollo murciano resulta un plato perfecto para aquellos que buscan una receta saludable, baja en calorías y con mucha fibra. Además, es recomendable utilizar productos de calidad y de temporada para hacer que el sabor sea aún mejor. Si quieres darle un toque diferente, puedes probar a añadirle diferentes especias o incluso quesos. Y si no quieres perderte nada, no dudes en visitar algunos de los restaurantes típicos de la Región donde podrás probar el auténtico sabor del zarangollo murciano. ¡Buen provecho!

Zagalica murciana

Soy murciana de adopción. Esta tierra no me vió nacer, pero yo me enamoré de ella, de sus gentes y de su cultura desde que puse un pie aquí por primera vez. Mis artículos son mi forma de rendir homenaje a mi tierra de acogida, mi hogar.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad